lunes, 18 de diciembre de 2017

DIÁLOGO ENTRE TRES TROBAIRITZS: NA CARENZA, NA ALAIS y NA ISELDA

De entre las composiciones de las Trobairitz queremos rescatar una pieza muy sugerente pues nos parece que aclara más que cualquier otra cançó lo que queremos decir. Es una pieza tradicional y anónima en la que participan tres mujeres: Na Carenza, una mujer madura, sabia y bella y dos jóvenes estudiantes Alais e Iselda, ambas hermanas que le piden consejo a la mayor.

Enseguida se da uno cuenta de que se trata de un documento bien interesante relacionado con el código de honor de aquellas damas iniciadas en los misterios de la lengua de Oc, y en el lenguaje secreto de las cortes de Amor. 

La pieza está definida como un tensó[1].



Codex Manesse 1305-1340


Comienza cantando Alais, se dirige a Carenza, aunque lo hace en nombre de las dos hermanas, pues ambas tienen las mismas cuitas: ¿Qué hacer como mujer cuando lo que más deseas es aprender? ¿Cómo conservar virgen ese espíritu? ¿habrá que renunciar para ello al amor de un hombre?

Na Alais: Señora Carenza, tomar marido me place, pero hacer niños creo que es una gran penitencia.
La respuesta de Na Carenza a las jóvenes deja claro que no se dirige a dos simples muchachas casaderas  sino a mujeres instruidas y talentosas que pueden aportar al mundo muchos beneficios si son capaces de aplicarse a fortalecer sus propios talentos,  y es por ello que en su canto, que sigue a una tornada de Alais, la maestra responda lo siguiente:
 Na Carenza: Señora Alais, Señora Iselda. Sé que tenéis educación, mérito, belleza, juventud, cortesía y valor más que cualquier otra dama instruida; por ello os aconsejo para hacer buena simiente tomar por marido a Coronado de Ciencia, de quien tendréis el fruto de hijos gloriosos; quien lo desposa, permanece virgen.

Es evidente que en el simbolismo de la lengua de Oc, Na Carenza les está aconsejando tomar el camino del estudio y lograr ser coronadas por las artes y las ciencias,  ya que será con “ese marido” con el que conseguirán engendrar vástagos gloriosos, los frutos de su propia realización que repercutirá en el mundo de forma favorable, siendo esa la magia teúrgica del verdadero teatro del mundo, en el que uno puede ejercer de actor o de simple marioneta. M.A.D.





TROVADORAS, JUGLARESAS, CANTADERAS. 

Mujeres en la Tradición de las Artes Escénicas. 

CAPITULOS  

II      Teodora, Emperatriz de Bizancio y Mima 

III     Roswita, la gran dramaturga

IV     Leonor de Aquitania, Reina Trovadora

V       Beatriz, Condesa de Dia y trobairitz de la Provenza

VII     La Emperatriz Berenguela de Barcelona y su ejército de cantoras

VIII    La Condesa de Champagne y el ciclo artúrico
IX       Cantaderas cristianas, judías y musulmanas. 
X        María Pérez Balteira, compositora de cantigas junto a Alfonso X el Sabio







[1] Por su métrica las composiciones trovadorescas han sido divididas en "canço, tensó y tornada" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario